Anecdotas de cine: Alas, de William Wellman

Hoy queremos iniciar en Sobre el Mundo del Cine una nueva sección que estará dedicada a anécdotas de cine, curiosidades de todo tipo, cómicas muchas de ellas, otras dramáticas, pero esperamos que siempre os sean entretenidas.

Alas de William WellmanAlas, de William Wellman, fue la primera película ganadora de un Oscar. Su director, Wellman, era famoso por sus costumbres extrañas y su carácter agrio: un “duro y pequeño cabrón” como lo definió en una ocasión James Mason, pero no por eso pudo librarse de algunas curiosidades y anécdotas dignas de ser contadas.

Precisamente en Alas estaba rodando una escena sobre la batalla de Saint Michel, de la Primera Guerra Mundial. Para recrear aquella batalla, minaron un enorme campo en las afueras de San Antonio. La señal para empezar a grabar y rodar sería cuando se levantara una bandera roja desde la torreta especialmente creada para grabar toda la secuencia en alto, en la que él se encontraba con todo su equipo.

Fueron montones de metros de explosivos preparados para estallar a la señal. Habían dos mil extras vestidos de soldados norteamericanos y alemanes, dispuestos a disparar los rifles en cuanto estallara el primer explosivo. Desde un campo de aviación cercano despegarían con esa primera explosión cincuenta aviones del ejército. Mientras, en la torreta, las cámaras, que aún no estaban listas, se estaban preparando…

Al rodaje de la escena fueron invitados varios mandatarios importantes con sus familias que se instalaron en aquella misma torreta. De repente una niña de uno de los mandatarios vio a una amiga al otro extremo. “Hola, Mildred, estoy aquiiiii“, gritó la niña, sacándose un pañuelo rojo de su pequeño bolsillo y agitándolo para saludarla…

Ya nada pudo parar aquella batalla ficticia de Saint Michel….

Imprimir

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top