Carretera Perdida de David Lynch

Tal pareciera que la cinta Carretera Perdida (1997) del realizador norteamericano David Lynch nos pusiera de frente ante un cúmulo de reflexiones, por ejemplo, ¿Cuáles son los alcances de la experiencia del desamor en el existir actual?

Tal vez acerca de esta desventura, que no muchas décadas atrás era todavía motivo de manifestaciones sentimentales y rosas, hoy, de acuerdo a la vertiginosa transformación de las sociedades modernas, tal rechazo amoroso puede adquirir la magnitud de una catástrofe metafísica.

Lost Highway

ARGUMENTO:

Fred Madison (Bill Pullman), un joven jazzista, halla en las puertas de su casa varios inquietantes vídeos en los que se ve filmado junto con su mujer, la bella y bruna Renée ( Patricia Arquette) en el interior de su propio hogar. En el vídeo más reciente, que Fred visualiza sin compañía, aparece empapado en sangre al lado de Renée asesinada…

Por el lado oscuro del camino.

Sólo basta compartir las alucinantes intuiciones de un explorador de los abismos de lo humano, como Lynch lo es, en su expresión más desenfrenada y aguda, en películas como esta Lost Highway, Mulholland Drive (2001) o la reciente y monumental Inland Empire (2006), para sumergirnos en las desventuras oníricas de unos personajes desquiciados por el desengaño de sus amores infructuosos.

Los amantes de Lynch, como Fred Madison, como Nikki Grace, reflejan la tragedia de los imberbes enamorados de nuestro tiempo que, animados por las inspiraciones de sus anhelos románticos, construyen mundos de autosatisfacción complejos y laberínticos, celdas infinitas de sueños y fantasías, en donde el ser deseado aparece por medios increíbles, a través de múltiples rostros y de acuerdo a circunstancias inverosímiles, para saciar las ansias de los enamorados doloridos.

Pero a la larga, el demonio implacable de la cruel lucidez, en la figura de un hombre-misterioso –filmador y ubicuo, un siniestro vaquero o un enano bailarín en su dimensión de cortinas rojas, comienza a hacer agua en la frágil embarcación de estas intrincadas, aunque tiernas historias de amor: la ilusión se rompe y los jóvenes amantes, como Pete Dayton y Alice Wakefield, se ven arrojados de su capullo de fantasía.

Sólo que cuando el rechazo acontece, los enamorados de Lynch, es decir, los admirables ilusos románticos de las sociedades posmodernas, descubren aterrados que con la fractura de su ámbito fantástico, a la vez, su propio sujeto cautivado a caído hecho fragmentos en los abismos de la irrealidad, en las simas de la quimera grotesca.

Porque el cruel abandono les hace evidente que su propio “yo-amando” no es más que un producto de las esperanzas puestas en la obtención de un ideal inalcanzable.”Nunca me tendrás” sentencian los objetos de deseo de Lynch, y entonces llega el atroz momento cuando se descubre que no hay suelo en donde apoyar nuestras fatigadas esperanzas de felicidad por colmar. ¿Y si la realidad entera que habitamos no fuera sino la construcción ideal de un palpitante amor no satisfecho, una jaula multicolor de nieblas tibias? ¿Y si llegado el rompimiento nos percatamos de que la cercanía del ser apetecido no es más que la ilusión sonriente de una ausencia fría y lejana?

¿A qué ámbitos de terciopelo azul saturados de vacío nos conducirá el oscuro camino del amor sin esperanza?

Lost highway2

FICHA TÉCNICA DE CARRETERA PERDIDA

  • Título Original: Lost Highway
  • Año: 1997
  • País: USA
  • Director: David Lynch
  • Guión: David Lynch y Barry Gifford
  • Música: Angelo Badalamenti
  • Fotografía: Peter Deming
  • Reparto: Bill Pullman, Patricia Arquette, Balthazar Getty, Robert Blake
  • Duración: 134 minutos
Imprimir

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top