Metropolis, los mejores carteles de cine II

Miércoles nuevamente, y aquí estamos una semana más para traeros hasta vuestras pantallas uno de los considerados como mejores carteles de cine de la historia: Metrópolis, de Fritz Lang.

Independientemente de la calidad del cartel, Metropolis es una de las mejores películas de la historia del cine; una obra emblemática que marcó un hito dentro del género de cine fantástico. Considerada como Patrimonio de la Humanidad, esta película es un derroche de imaginación y de buen gusto; de lujo artístico, de dirección y de interpretación, con un argumento brillante, provocador y valiente en el que la sociedad se encuentra dividida en dos mundos: los ricos, que viven en la superficie en un mundo dominado por la tecnología, y los pobres, que lo hacen en el subsuelo sin otro derecho que el de trabajar y tener siempre en funcionamiento las máquinas con las que viven los ricos. Una fuerte crítica social que supo combinar con maestría luces y sombras, dotar a Metrópolis de ese halo de intriga y misterio, y dibujar con su cámara un futuro apocalíptico.

Creado por Heinz Schulz-Neudamm, el cartel original de Metrópolis, del año 1926, es una litografía de 92,7 x 205,7 cms. del que sólo se conservan cuatro copias conocidas: una se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (Moma); un segundo cartel está en el Museo de Cine de Berlín; un tercero pertenece a una colección privada y el cuarto y último fue el vendido en una subasta de Sotheby’s por 690.000 dólares (445.000 euros), convirtiéndose así en el cartel de cine más caro de la historia.

A continuación os ponemos el cartel que se utilizó para la película, y al lado, el cartel vendido en Sotheby’s que tiene un tono distinto y pierde los créditos del film.

MetropolisCartel de metropolis

Imprimir

1 comentario

Comments RSS

  1. jorge dice:

    Buen dia, meparece muy interesante, no entiendo por que se tiene que copiar del original, y quitar los creditos de la pelicula? y la otra la supervaloracion si al pasar el tiempo esas generaciones desapareceran y tanto dinero por sobre estimacion se comvertira en basura, o tal vez pasara a un museo de hace tres siglos atras ? no son las piramides de Egipto, o las supuestas tablas de Moises, o acaso permaneseran atravez de la historia como el doble concierto de violin y orquesta de Bach, o el cuadro de la Sra, Mona Liza, u otros……..saludos hermanos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top