Sopa de Ganso, un clásico del humor

Sopa de ganso

La expresión “duck soup” en inglés equivale a algo así como decir “cosey y cantar”. Pasa por ser la película de los hermanos Marx por excelencia aunque realmente no es así. Y es que en este filme se cuenta que los geniales Groucho, Chico y Harpo más o menos se dejaron dirigir hasta cierto punto por Leo MacCarey en tanto que en el resto de sus películas se suele aceptar que, por decirlo así, se dirigían solos improvisando, entrando y saliendo del guión continuamente.

De modo que esta película también le debe bastante al director. Tal vez por ello no vemos a Harpo tocando el arpa, escena clásica en todas sus películas, ni tampoco Chico al piano. Se debe recordar que los hermanos Marx eran músicos antes que humoristas y que cambiaron de registro por casualidad. Por ello en todas sus películas hay un espacio para la música que, realmente, está de más y no aporta mucho.

Esta fue su última película para la Paramount y es la única de ellos considerada entre las cien mejores de la historia del cine, aun cuando en su época no fuera mejor recibida que otras películas suyas. De hecho sus películas siguientes ya en la Metro-Goldwyn-Mayer son las más famosas. En esta hilarante película cosas tan serias como la guerra pasan a la categoría del malentendido.

Es muy de destacar el hecho de que hasta los números musicales resulten graciosos. A diferencia de sus películas posteriores ‘Sopa de Ganso‘ es una sucesión de chistes donde la historia en sí no es importante. No hay la clásica historia de amor ni un villano contra quien luchar, quizás por eso este filme envejece mejor aunque en su momento tuviera menos éxito.

Dos anécdotas resultan casi tan graciosas como la película: Mussolin creyó ver en la cinta una sátira personal a su persona y la prohibió en Italia, curiosamente no prohibió “El Gran dictador” de Charles Chaplin.

También la ciudad de New York se sintió ofendida por el nombre de la ciudad de la película (Libertonia) la respuesta de los Marx fue obvia… Que cambiasen el nombre a la ciudad, porque ofendía a su película.

Imprimir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top