Piratas del Caribe IV

Piratas del Caribe 4

Está arrasando en las taquillas y era de esperar. Hablamos de “Piratas del Caribe IV, en mareas misteriosas” dirigida por Jerry Bruckheimer. Se puede decir que es ir a tiro hecho esto de las secuelas, pero cuando una saga de películas da este resultado es lógico repetir el formato.

Y, de hecho, sería deseable que continuara ya que el marco general de unos piratas cómicos viviendo diversas aventuras en los mares del Caribe del siglo diecisiete no requiere una línea argumental demasiado compleja para ir generando nuevas historias. Llegará el momento del cansancio, pero de momento no estamos en él.

A pesar de la ausencia de Orlando Bloom, el personaje de Jack Sparow interpretado por Johnny Deep se basta y se sobra con la compañía de Penélope Cruz para mantener el interés comercial de la cinta interpretando a una mujer del pasado de Jack Sparrow que reaparece en su vida.

El tema en este caso es la búsqueda de la eterna juventud (que uno diría que los actores referidos no necesitan) y como novedad interesante podemos ver algunas escenas ambientadas en el Londres de la época, con las habituales escenas de acción por sus calles y efectos especiales al uso.

Con las habituales notas de diversión en las que, en esta ocasión sobresale Héctor Barbossa interpretado una vez más por Geoffrey Rush, convertido ocasionalmente en corsario de Su Graciosa Majestad. Tenemos en esta película el guiño histórico correspondiente en la aparición del legendario Barbanegra abordo de su Queen Anne’s Revenge capturando a Sparrow como desencadenante de la acción.

Desde luego es una película que merece la pena ver, sobre todo para aquel que disfrutara de las anteriores de la saga pues no las desmerece en absoluto.

Imprimir

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top