Star Wars, anécdotas del rodaje

Star Wars

Una de las sagas más famosas de la ciencia ficción es La Guerra de las Galaxias, y aunque se convirtió en uno de los iconos de la cultura popular desde su estreno en 1977, no se ha visto exenta de las anécdotas, desastres y fallos inherentes a toda gran producción cinematográfica. Basta decir que a idea original de George Lucas era la de crear una adaptación al cine del héroe de cómic Flash Gordon, aunque los derechos de autor terminaron por disuadir a Lucas en su empeño.

Finalmente decidió crear su propia historia y personajes, así nació el universo de Star Wars, con tanto éxito que su creador no pudo asistir al estreno debido a la gran cantidad de gente que colapsaba el cine y las calles circundantes.

La trilogía original fue rodada en varias localizaciones, parte de la primera película fue rodada en el desierto de Túnez, a más de 40 grados a la sombra, mientras que las escenas del mundo helado en El Imperio Contraataca, fueron rodadas en Noruega, con los consiguientes problemas de tormentas de nieve y alguna que otra avalancha (que afortunadamente sólo quedaron en el susto).

La parte en que el pequeño R2D2 es devorado y luego escupido por un extraño animal acuático en el planeta Dagobah, se rodó en la piscina que George Lucas se estaba construyendo en su casa. Otro infierno para el robot C3PO durante el rodaje en Túnez es el calor infernal que tuvo que soportar el pobre Anthony Daniels, actor que interpretaba (desde dentro) al dorado androide de protocolo. Daniels sufrió varios desmayos durante el rodaje, se podría decir que fue el que más sudó el papel.

Curiosamente, la época del rodaje fue la única en casi medio siglo en que se produjeron lluvias en aquel desierto (aunque esto no sirvió de mucho alivio al pobre Daniels), llegando a arruinar muchas escenas en las que no debía verse ni una gota de agua, así como la consiguiente ruina del material de filmación.

El Halcón Milenario, la nave del mercenario Han Solo, fue la única que se construyó a tamaño real, pesando nada menos que 23 toneladas. El resto de las maquetas se construyeron usando y mezclando piezas de varios kits de montaje de aviones, de lo que se pueden comprar en cualquier sitio.

Industrial Light and Magic, la empresa encargada de los efectos especiales de la saga, se retrasó tanto en la creación de los mismos, que George Lucas sufrió una subida de tensión tan fuerte que estuvo ingresado una noche en el hospital. Al día siguiente, se encargó en persona de la factura de los mismos.

El malvado Darth Vader, es una adaptación de Lucas de dos personajes de cómic, el Doctor Muerte (los 4 Fantásticos) de quien toma la capa y la máscara y el villano Darkseid (el Padre Oscuro de los Nuevos Dioses) de quien toma tanto el diseño de la máscara como su pulsión vital, la idea obsesiva de atraer a su hijo hacia el mal, o dicho de otro modo, hacia el lado oscuro.

Imprimir

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top