En busca de la felicidad

¿Cuántas veces hemos oído la frase «el dinero no da la felicidad»? Seguro que muchas. ¿Cuántas veces nuestros padres, tíos, abuelos, nos han dicho que no es más feliz quien más tiene?… es interesante la cuestión que nos plantea esta película; porque sí, probablemente, siempre nos ha sonado a utópico lo que siempre nos decían; probablemente otros cuantos en su interior creen que hay luchar contra la riqueza porque sólo causa desgracias… y puede que sea así. Y puede que la situación que se plantea en la película sea un tanto extrema, pero lo que sí viene a postular es, que si bien no da la felicidad, no es menos cierto, que el no tener dinero a veces, te la quita.

En busca de la felicidad

———– POR QUE IR A VERLA ———-

En realidad fui a verla casi de rebote, porque pensaba haber visto otra pero llegué tarde al cine; así que de entre la posibilidades que tenía, elegí ésta… y me alegré. No es una película de acción; no tiene nada que la destaque especialmente por encima de las demás, pero la realidad que nos plantea es lo suficientemente interesante, y lo hemos debatido tantas veces, que se merecía un poquito de atención. Por otro lado, venía avalada por la gran actuación de Will Smith, el protagonista, y de su nominación al Oscar. Y bueno, siempre queda ese bonus especial de toda película que pueda ayudar a enriquecernos interiormente… y ésta lo hace.

————- EL ARGUMENTO ————–

Chris Gardner (Will Smith) busca ofrecerle a su familia una vida digna y feliz, pero la suerte no le acompaña. Emprendedor, decide con su mujer invertir en un negocio propio que no le da los resultados apetecidos. Las deudas se le empiezan a acumular, y el negocio le marcha cada vez peor. La tensión entre Chris y su mujer (Thandie Newton) aumenta con cada día que pasa y con cada nuevo problema. Un buen día, su esposa, incapaz de soportar una vida así, decide abandonarlos, dejándolo sólo con su hijo de 5 años (Jaden Christopher Syre Smith).

Desde ese momento, toda la lucha de Chris es sacar adelante a su hijo; pero se ve metido en un círculo vicioso y sus esfuerzos siempre parecen estrellarse contra una pared: el dinero… necesita dinero para salir adelante, porque su familia se derrumba…

————— LA FELICIDAD —————-

Término abstracto… ¿cuántos millonarios habrá en el mundo, que con todo su dinero, son incapaces de ser felices y se ven solos?… a mi cabeza se me vienen las imágenes de aquellas semanas que pasé en la India; de aquellos paseos por la Ciudad de la Alegría, y de las caras de aquéllos que vivían en las calles, con la sonrisa permanente en la boca, y las ganas de vivir y de ofrecerse… aún recuerdo mi primera sensación: el asombro al verlos así, tan felices, entre tanta inmundicia; sus ganas de compartir conmigo sus cosas… ¿dónde está entonces la felicidad? Nosotros somos ricos y queremos más; ellos son pobres y se conforman con lo que tienen… Para un occidental, para muchos de nosotros, al leer esto, pensará «sí claro, es que realmente no son felices»… y quizás, no nos paramos a pensar que tenemos el concepto de felicidad que nos enseñan; aquél en que nos educan; aquél que impera en la sociedad que vivimos. A nosotros nos han enseñado a vivir en el consumismo; en la posibilidad de elegir; en el mundo de la tecnología y no concebimos vivir con menos: nuestra felicidad es tan material, que aun cuando pensamos que no es así, que lo que nos importan son los amigos y pasarlo bien, lo cierto es que cuando no podemos tener algo, cuando no podemos comprarlo o cuando no podemos disfrutarlo, nos entristecemos en ver de dar las gracias por lo que tenemos… Y esa es la cultura de esos países: su concepto de felicidad es interior; tienen esa extraña capacidad de saber encontrar lo positivo en lo poco que tienen. Y sí, es cierto, eso es porque no tienen nada, porque no pueden elegir, pero sea como sea, se adaptan a su mundo porque es lo que han vivido siempre. Nosotros seríamos incapaces.

Y ese es precisamente el problema que se plantea en esta película. Nos presenta a un padre que busca poderle ofrecer a su hijo una vida normal y digna… pero en EEUU, donde el consumismo es la ley de sus vidas. Ya no voy a entrar en las exageraciones, porque ciertamente ponen al pobre Will Smith en situaciones límites, que pueden darse, sí, pero no tan juntas ni tan seguidas en el tiempo. De hecho, falsearon mucha de las cosas que le pasaron al personaje real en que se basa para que la película fuera más dramática. Sólo voy a entrar en ese genial cambio de carácter que tan bien sabe expresar el actor a lo largo de la película.

Chris Gardner comienza como una persona positiva, feliz, capaz de todo, y aun cuando su espíritu de lucha nunca decae, con el paso de las desgracias, su carácter se agria y se vuelve un infeliz…. Todo se convierte en una carrera contrarreloj por conseguir dinero, y sin él, parece que el mundo se derrumba… como digo, a cualquiera de nosotros se nos derrumbaría, como a él, pues nos han enseñado a vivir bien, lo mejor posible, pero… ¿se le derrumbaría ese mundo a cualquier del tercer mundo? Hay ciertos momentos de lucidez del protagonista en que se da cuenta que la felicidad la lleva dentro; en el amor que le da a su hijo; en el propio concepto de familia que ambos tienen; pero es tal la desesperación, que el propio director desvía el verdadero sentido del concepto para centrarlo en el dinero. Quizás sea ese el único defecto del director: el haberse mostrado ambiguo y no haber expuesto claramente ese punto de vista.

► Destacar una escena sobre todas: la que se produce en los baños de la estación, cuando Chris acoge a su niño en brazos para pasar la noche: la pena y la angustia que deslizó Will Smith con sus lágrimas creo que nos envolvió a toda la sala de cine, y que nos hizo sentirnos allí a su lado. Conmovedor.

————- LOS ACTORES ————–

La película prácticamente se basa en las actuaciones de Chris Gardner y de su hijo. La madre apenas aparece menos de media hora.

Will Smith: todos lo conocemos; y todos recordamos aquel papel que hacía tan histriónico de El Príncipe de Bel Air. Aún a muchos, les cuesta arrancarse de la cabeza esa imagen, y quizás le perjudique. Sin embargo, es de admirar su constancia en desencasillarse; en demostrar sus registros dramáticos; en mejorar película a película. A mí, particularmente, es de los actores que más me están sorprendiendo actualmente, por el cambio que se produce en él. Ya no es sólo su papel en Bel Air, sino aquellos primeros que hizo en Independence Day, o en Wild Wild West tan vacíos. Parece, por su filmografía, que llegó un momento en que pensó que tenía que aceptar otro tipo de papeles más intensos, y creo que ese cambio se notó sobre todo en Ali G. Desde entonces, su mejora ha sido continua. Lo cierto es que en esta película demuestra de sobras el por qué fue nominado al Oscar. Su interpretación de padre amante y tierno; su cambio de carácter paulatino, desde el optimismo al pesimismo; sus cambios de humor; el amor que desprende hacia su hijo, bien le valen ese reconocimiento.

Thandie Newton: la recordaréis, quizás, por su papel en Misión Imposible II. En esta película le ofrecen poco tiempo de actuación, pero era un papel para haberse lucido… y a mí se me quedó cortito. Demasiado forzado a veces en sus sentimientos; demasiados ficticios. Claro que de por si, el suyo es un papel poco agradecido… el de una madre que cuando todo se complica es capaz de abandonar a su propio hijo…

Jaden Christopher Smith: como hijo de Will Smith no le desmerece; su simpatía, su soltura, y sobre todo su inocencia… el niño da el corte perfecto para el papel, porque es que realmente parece que el niño es así. Es muy natural y la verdad es que se hace querer por el público muy rápido.

————– EL DIRECTOR Y LA MUSICA ——————

Pues no son dos aspectos en los que destaque la película. El primero llegó de la mano del propio Will Smith, que lo recomendó porque lo había visto en su anterior película en la que dirigió a Mónica Belluci. Pero su trabajo en esta película no sobresale especialmente en nada. Incluo, yo lo tacharía de haber intentado dramatiza demasiado la película, aunque quizás sea más problema de guión que de dirección.

La música sin estar mal, tampoco es nada que destaque. Es buena y acompaña bien cada momento, pero no será de esas que se recuerden.

————– CURIOSIDADES DE LA PELÍCULA —————–

►  La película está basada en la vida real de Christopher Gardner, actualmente millonario y dueño de una importante empresa americana. No obstante, en la película, para dar mayor carga dramática, se han alterado algunos hechos:
– en la película, el hijo tiene 5 años, cuando en la realidad era apenas un bebé.
– en la película a Chris no le pagaban nada en su periodo de prácticas; en la realidad, sí.

► El verdadero Chris Gardner aparece justo en la escena final, cerca de Will Smith y su hijo.

► Por otro lado, el actor que interpreta al hijo de Chris Gardner, es en realidad, el propio hijo de Will Smith.

► En la película, los «sin techos» que aparecen, realmente lo son y se les contrataron como extras. Se les pagó el salario mínimo interprofesional (8,6 dólares por hora) y se les dio de comer.

► En la época en que se sitúa la película, el cubo de Rubik aún no existía. Aún así, a Will Smith, le dieron clases dos grandes campeones de este juego para que aprendiera a resolverlo.

► El director, Muccino, fue uno de los últimos en incorporarse a la película, y es que lo eligieron entre los productores y el propio Will Smith, que lo pidió.

———————– ERRORES ———————

Cartel de En Busca de la Felicidad► Cuando Will Smith va en el taxi con su jefe, en una de las paredes se ve un sello con el año 2004 marcado… se supone que la película está ambientada en 1981.

► Al vender su última máquina de rayos X hay un error entre dos fotogramas ya que la máquina aparece en diferentes posiciones.

► Varias veces en la película se mencionan las pensiones de la Pac Bell… pero la Pac Bell no existía aún en 1981.

► Hay una escena en la que Chris habla con su hijo sentados en un banco de al estación. Si nos fijamos, se ve como alternativamente, en unos fotogramas están sentado en un banco y en otros fotogramas en otro banco.

► En uno de los Parques que atraviesan hay un logo del equipo 49ers. El problema es que ese logo lo crearon en 1996 y la película se ambienta en 1981. Igual ocurre con los logos de la copa Togo que sale en la película.

► Al salir del campo de fútbol, en el coche Chris no va con su máquina de rayos X, y en el fotograma siguiente, la máquina aparece en el asiento junto a él.

► Cuando los echan del hotel, y cogen el balón de baloncesto, en un fotograma el balón va dentro de una bolsa distinta a la del anterior fotograma.

——————— FICHA TÉCNICA ——————–

Título: The Pursuit of Happyness (En busca de la felicidad)
Año: 2006
Género: Drama
Director: Gabriel Muccino
Actores: Will Smith, Thandie Newton, Jaden Smith, Brian Howe, James Karen
BSO: Andrea Guerra
Duración: 117 minutos

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

19 comentarios

  1. Pamela dice:

    Esta película es lo más. Nos enseña a pelear por lo que anhelamos, por alcanzar aquellas cosas que queremos con dedicación y esfuerzo. Sinceramente una de las mejores películas que he mirado.

  2. yenny dice:

    la pelicula es buenasaaaa …se las recomiendo a todos

  3. norbert dice:

    Sin duda, es un tremenda película. Me emocionó mucho, pues mi hija vivió en San Fco. muy cerca de la casa donde filmaron la película. Para mi cumpleaños. siempre quise pasar por el Golden Gate y así fue 19-04-2010 con mi esposa a los 62 años. ¿que bello recuerdo!! Se cumplió mi sueño.

  4. Norbert Montagutelli dice:

    Pelicula excelente. Les comento que mi hija vivió en San Fco. muy cerca donde de la Bella casa donde filmaron alguna escenas y el dia 19-04-2010, fecha de mi cumpleaños (64años), se me cumplió mi sueño, de caminar por el Golden Gate con mi esposa. Hecho notorio para jamás olvidar.Los sueños si se dan…Un abrazo a todos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top