Mr. Brooks y Kevin Costner, psicópatas

Mr. Brooks

La carrera de Kevin Costner es una de las más desconcertantes e inciertas de todo el panorama hollywoodiense. Cuando hace una película, nunca se puede saber si será un éxito o un fracaso. Es de esos casos en que no se sabe si los personajes tan dispares que representa los toma por amor al arte, por demostrar la variedad de registros que tiene el actor (que no son muchos que digamos) o bien porque no acaba de encontrar cuál es el tipo de personaje que mejor le va.

Siempre se ha considerado a Kevin Costner como un «chico bueno». El clásico guapo concienciado de los problemas del mundo; callado y tranquilo, pero al mismo tiempo con una fuerza interior que lo llevaba a salir siempre victorioso de las situaciones; no hay más que recordar sus papeles en El Guardaespaldas o Bailando con Lobos, por citar sus dos mayores éxitos. Y quizás por eso, para probar que también puede hacer otro tipo de papel, sea por lo que se ha metido en este personaje: Mr. Brooks.

Mr. Brooks es un psicópata que mata por el simple placer de matar; pero no en todo momento es así. En realidad Mr. Brooks es un hombre normal, de la calle, con una familia feliz, y una posición social y económica holgada. No tiene problemas en su vida diaria, pero por la noche comete crímenes que él mismo no puede evitar. Su personalidad tranquila de día se transforma en la de un sádico asesino que se lanza al crimen empujado por su alter ego, Marshall, interpretado por el siempre sobrio William Hurt.

Junto a ambos actores trabaja Demi Moore, oficial de policía encargada de resolver el caso.

El director es Bruce A. Evans, quien ha estado 15 años sin dirigir después del gran fracaso comercial que cosechó con su última película, Kuffs, Poli por Casualidad.

Print Friendly, PDF & Email



Tags: , ,

Top