James Whale: terror en blanco y negro

Aunque más conocido por sus películas Frankenstein, La novia de Frankenstein y El hombre invisible, James Whale fue un innovador director de cine de Hollywood del género de terror que supo manejar la llegada del sonoro para abrirse paso en la historia del cine.

James Whale

Nacido en Dudley, Inglaterra, un 22 de Julio de 1889, en el seno de una humilde familia, James Whale estudió en la Escuela de Artes y Oficios de su localidad hasta que participó en la Primera Guerra Mundial, y fue en un campo de prisioneros alemán donde comenzó su relación con el teatro, montando una pequeña compañía entre los presos. De regreso a Inglaterra, comenzó a trabajar como actor secundario y diseñador de escenografía y vestuario. En 1930 le llegó la oportunidad de dirigir y fue el éxito de la obra Journey’s End la que le llevó a viajar a EE.UU.

La llegada del cine sonoro lo benefició y trabajó dirigiendo escenas de diálogos que los directores que provenían del cine mudo no sabían manejar (algunas escenas de Angeles del infierno (1930), de Howard Hughes fueron suyas). Esto le hizo ganar la dirección de una versión cinematográfica de Journey’s End, film que le abrió las puertas de Universal Studios para rodar Waterloo Bridge (1931).

Tras ella, Carl Lámele, pionero de la industria cinematográfica y fundador de Universal, ofreció a Whale dirigir el famoso film Frankenstein (1931), con la actuación de Boris Karloff y el maquillaje de Jack Pierce, quienes inmortalizaron la imagen del monstruos de cráneo cilíndrico cosido y dos tornillos en el cuello, imagen que poco tiene que ver con la descripción que la propia autora de la novela, Mary Shelley. Cada día de rodaje, Karloff se pasaba seis horas en la sala de maquillaje.

La novia de Frankestein

A la genial Frankenstein le siguieron otras dos películas del género, El caserón de las sombras (1932) y el Hombre Invisible (1933). En 1935 llegó La novia de Frankenstein (1935), la que muchos considera la mejor película de Whale; una secuela del original con Karloff nuevamente y la Elsa Lanchester en su doble papel de novia del monstruo y de la propia Mary Shelley narrando el prólogo. La película combina comedia, drama y terror, tratando además temas como la intolerancia, la amistad o la necesidad de afecto. Esta falta de terror del film supuso el inicio de sus problemas en la compañía, a los que habría que sumar en los siguientes años la censura y el excesivo control de sus films. Whale cambió a la Warner y a la MGM, pero sus trabajos tuvieron cada vez peor acogida.

Después de diez años haciendo películas, en 1941 decidió retirarse a su mansión de Pacific Palisades en California y dedicarse a sus amigos y a la pintura. En sus últimos días, Whale experimentó una importante pérdida de sus capacidades cerebrales debido a una apoplejía, causada por la inhalación de humo en un incendio en su mansión. Sintiéndose sólo y obsesionado con la guerra que le había tocado vivir, cayó en depresión y acabó suicidándose, ahogándose en la piscina de su mansión en Mayo de 1957 cuando tenía 67 años.

James Whale fue abiertamente gay durante su época en Hollywood. Vivió con el productor David Lewis, quien poco antes de su propia muerte en 1987, hizo pública la nota de suicidio del director, la cual decía: El futuro está lleno únicamente de dolor y viejos recuerdos… Necesito estar en paz y este es el único modo de lograrlo. También escribió: Mi vida ha sido maravillosa.

Dioses y monstruos

Whale es el protagonista de la novela de Christopher Bram El Padre de Frankenstein, en la que se basó la película Dioses y monstruos dirigida por Bill Condon en 1998. El film trata sobre su salud mental en sus últimos días, su amor a la pintura y su situación emocional, y está protagonizada por el brillante Ian McKellen en el papel de Whale y Brendan Fraser como el jardinero homofóbico al que Whale le pilla cariño.

Ganó el Oscar al Mejor Guión Adaptado, y en lo personal, no sé por qué no ganó además Mejor Fotografía, pues es una película excelente en su totalidad, pero destaca la estética que la envuelve.

Print Friendly, PDF & Email



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top