Dark City de Alex Proyas

Dark City (1998) del director australiano Alex Proyas, es una auténtica reinterpretación de los mitos cosmogónicos que han habitado en la psique humana a lo largo de toda su existencia. En efecto, en Dark City podemos encontrar una explicación estructurada acerca del origen de nuestro mundo, las fuerzas oscuras o luminosas que lo promueven y además el prometéico héroe que en su lucha definitiva contra las hordas del caos, da pie y sentido a la irrupción del universo de lo humano.

Dark City es un trabajo arriesgado, inteligente y mucho muy divertido, que sin lugar a dudas vale la pena rescatar para beneplácito de cualquier cinéfilo.

dark city 2

ARGUMENTO

John Murdoch (Rufus Sewell) vuelve en si en la habitación de un siniestro hotel y se percata de que todos sus recuerdos se han perdido y ahora es considerado un fugitivo culpable de una ola de sanguinarios homicidios. Al mismo tiempo que lucha por desentrañar el sentido de los acontecimientos que forjan su aparente vida pasada, devela un ámbito extraño colmado de unos bizarros seres: los Ocultos, quienes poseen las facultades de dormir profundamente a los habitantes de la ciudad y modificarla de una manera prodigiosa.

POR QUE VERLA

Por comparar la interesante propuesta del trabajo de Proyas con la excelente y mayormente famosa Matrix (1999) de los hermanos Wachowski, puesto que ambas exponen una intuición similar y sólo tal vez la energía cinemática y la mayor producción invertida en la ya clásica odisea del imbatible Neo, determinen el por que de la primacía indiscutible de Matrix sobre Dark City.

Por el competente trabajo de Rufus Sewell, como protagonista de la cinta, utilizando al máximo su singular temperamento calmo en contraste con la extraña mirada que lo caracteriza, en el rol del ser límite asombroso, que se le asigna aquí.

Por la destacada presencia de una bellísima y sexy Jennifer Connelly, quien a la postre daría muestras de su potencial histriónico en la dura pero muy lograda Réquiem por un sueño (2000) de Darren Aronofsky y en la galardonada A Beautiful Mind (2001) de Ron Howard. Una auténtica musa.

Porque no hay que olvidar al famoso Kiefer Sutherland, hijo del respetable actor Donald Sutherland, quien tiene aquí un curioso pero determinante papel, en esta oscura y destacada cinta. Ni por supuesto al siempre cumplidor William Hurt, que incluso su personaje sufre en Dark City un desenlace particular de antología.

Y finalmente por el llamativo diseño de los seres nocturnos y misteriosos, puesto que añaden un guiño nostálgico al Nosferatu (1922) de F.W. Murnau, y además a los tremendos cenobitas de Hellraiser (1987) concebidos por el británico autor Clive Barker.

dark city2

ESCENAS A DESTACAR:

La travesía metafísica que llevan algunos de los protagonistas, sobre una balsa, al borde mismo del mundo, en una metáfora de la condición verbal del ser: «Los límites del lenguaje son los límites de mi mundo» decía Wittgenstein, y en Dark City tenemos una ilustración fehaciente de lo que acontecería si acaso logramos echar un vistazo a lo que más allá se oculta.

Las batallas de Murdoch en contra de los Ocultos que son colosales contiendas para normales en donde se arrojan grandes campos de energía y masas de objetos levitados por la pura fuerza de su mente, algo que recuerda la entretenida Scanners (1981) del gran cineasta David Cronenberg. Una confrontación titánica muy emocionante y conseguida.

Ficha Técnica de Dark City

  • Título original: Dark City
  • País: USA
  • Año:1998
  • Director: Alex Proyas
  • Guión: Alex Proyas, Lem Dobbs, David S. Goyer
  • Música: Trevor Jones
  • Reparto: Rufus Sewell, Kiefer Sutherland, Jennifer Connelly, William Hurt
  • Duración: 100 minutos

Print Friendly, PDF & Email



Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top