La Matanza de Texas de Tobe Hooper

La matanza de Texas (1974) de Tobe Hooper es como el arte de Grant Wood en «American Gothic», pintado por Jean Dubuffet. Es como un recordatorio de que muy en el fondo, o no tanto, hay algo inextricable en el corazón del hombre, un compartimiento donde se oculta un modo de ser diferente al de la realidad aparente, que es la que compartimos.

Y en el caso de la Norteamérica profunda, la develación de esta virtualidad frágil es más dramática por ser su cultura el núcleo emanante de la mayoría, o por lo menos los más dispersos, de los mensajes y discursos que conforman la actualidad global que nos acontece. Las figuras sociales instauradoras de lo establecido, la familia principalmente, es un objetivo duramente evidenciado en su falsa estabilidad.

Hooper en La matanza de Texas, nos muestra a la estructura familiar del mundo moderno como algo precario, una construcción contingente producto de ciertos discursos y no productora única de la civilización. Leatherface y sus singulares parientes, bien podrían ser nuestros vecinos en la casa de al lado, vistos desde este talante lúcido y honesto: son la otredad cotidiana de un mundo ahogado por sus propios clamores de soledad y aislamiento.

Leatherface1

ARGUMENTO

Cinco jóvenes en una divertida excursión al estado de Texas, vivirán la más amarga de las pesadillas. Paulatinamente, los viajeros irán siendo víctimas de las ansias dementes de una familia de matarifes, encabezada por el aterrador Leatherface, y su sierra eléctrica como instrumento de tortura favorito. Al final sólo uno de los protagonistas nos dará testimonio con su traumática experiencia, de todos las surreales abominaciones ocultas en aquella siniestra casona, la guarida del clan, un sitio pavoroso que Dante olvido citar. Una cinta de culto, de Tobe Hooper.

A DESTACAR

El ambiente casposo y deprimente propio del cine de aquel entonces, y que tal vez sería inspiración para el poco posterior, y luego explotado hasta la saciedad género Mondo italiano. El talante independiente, barato, casi testimonial de esta obra de Hooper, nos sumerge en un ambiente de marginación e ignorancia, beodos y dolosos retardados, asolados por un calor seco y polvoriento. Opresiva al máximo.

La brillante dirección de Hooper, quien con la espontaneidad del debutante, propicia en su amateur elaborar una serie de aciertos como son, los decorados de huesos de la casa de los asesinos, probablemente inspirados en Ed Gein, y que alcances tales cotas de originalidad y valor artístico, que han motivado el incluir esta película como patrimonio de algún museo de arte moderno de gran relevancia.

Otra particularidad sería la música a cargo del mismo Tobe Hooper y Wayne Bell, que invitan a alucinar con un conglomerado de sonidos a la Beaubourg de Vangelis en versión artesanal, un deleite sicotrónico ampliamente disfrutable para los fans del género.

Y hay que resaltar aquí el buen trabajo de Marylin Burns en un papel duro y demandante como pocos y además el haber logrado sumar al panteón de los amantes del cine gore a uno de sus más carismáticas deidades, el terrible Leatherface, enloquecido, corpulento, con su máscara de piel humana y la temible sierra mecánica en ristre: Un duro rival para Jason Voorhees, Michael Mayers, Fredy Krueger y acaso hasta para el mismo Pinhead. Atención fangorianos.

Nada que ver con sus secuelas edulcoradas o mediocres (y alguna hasta con un reparto de mucha calidad) solamente acaso destacable la inmediata, The Texas Chainsaw Massacre 2 (1986) dirigida por el mismo Hooper y con la presencia del genial excéntrico Dennis Hopper (el fabuloso “easy rider” Frank Booth, del bizarro Olimpo del maestro David Lynch) en donde se atreve a un demente y antológico duelo de sierras mecánicas contra el mismísimo Leatherface, vaya héroe. Tremendamente entretenida.

Ojo también a una cinta oscura y poco conocida y hermana de La Matanza de Texas, nos referimos a Eaten Alive (1977) un manjar serie B.

Y el otro ( ojo) al Abuelo.

leatherface2

FICHA TÉCNICA

  • Título original: The Texas Chainsaw Massacre
  • Año: 1974
  • País: USA
  • Director: Tobe Hooper
  • Guión: Tobe Hooper y Kim Henkel
  • Música: Tobe Hooper y Wayne Bell
  • Fotografía: Daniel Pearl
  • Reparto: Marilyn Burns, Paul A. Partain, Edwin Neal, Jim Siedow, Allen Danzinger, Gunnar Hansen
  • Duración: 83 minutos
Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top