Algunas palabras sobre H.R. Giger

La obra del artista suizo H.R. Giger siempre ha llamado poderosamente la atención para la industria fílmica. Su particular universo creativo de diseños extraños y fascinantes le han abierto las puertas para interesantes proyectos cinematográficos.

Baste citar los planes de Alejandro Jodorowsky para que Giger, recomendado por el mismísimo Salvador Dalí, diseñara todo el universo de la película Dune que finalmente dirigiría David Lynch en 1984 y en donde el artista suizo ya no participaría.

Pero más allá de esta tentativa no completada, los trabajos de H.R. Giger para la serie Alien– en especial en la primera entrega Alien(1979) dirigida por Ridley Scott, son los que le han ganado el reconocimiento permanente por parte tanto de conocedores de arte como fans de la saga. Cómo no impactarse aún con ese planeta dantesco, de metal, ácido y viento.

aliengiger

Sus ámbitos biomecánicos en donde lo orgánico se entrelaza y confunde con lo artificial; esas fortalezas de arquitecturas hostiles, surrealistas, cual si fuesen úteros de criaturas inverosímiles, pero al mismo tiempo tan aludibles hacia nuestra naturaleza profunda y enigmática.

Y por supuesto los célebres alienígenas, tanto de este título como de la saga Species, que semejan demonios de un averno futurista, criaturas peligrosas de poder arquetípico e influjo onírico-atávico. El arte de H.R. Giger es como si el artista Francis Bacon, soñara con la Nueva Carne de David Cronenberg. Es una obra visionaria, perturbadora- siempre dotada de un erotismo enfermizo, hondo- y por lo demás genial.

Larga vida a este creador de infiernos, y pesadillas post industriales, llenas de oscura poesía y sortilegio (letal).

Print Friendly, PDF & Email



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top