Paul Schrader: acerca del estilo trascendental en el cine

…el cine ha desarrollado un estilo trascendental, un estilo que ha sido usado por varios artistas de diversas culturas para revelar lo sagrado…en el medio cinematográfico, directores de distintas culturas han creado un estilo común: el estilo trascendental. Esta forma, que no posee un carácter trascendental o religioso, es la representación de una vía (un tao, en el más amplio sentido del término) que nos acerca a lo trascendente. La materia a trascender es diferente en cada caso, pero el propósito y el método son en esencia, el mismo.

Schrader

Escena de Dreams (1990) de Akira Kurosawa

Este estilo es el resultado de dos contingencias universales: el deseo del arte de expresar lo metafísico y el modo de ser propio del medio cinematográfico. En el resultado final ningún otro factor determinará su universalidad.

La universalidad espiritual del estilo trascendental podría ser interpretada desde distintos puntos de vista por el teólogo, el estudioso de estética o el psicólogo; pero sólo puede ser demostrada por el crítico cinematográfico. Volviendo a las primeras fuentes, deberá analizar las películas, las secuencias y los planos con el fin de extraer lo universal de lo particular.

Como el estilo trascendental es solamente eso, un estilo puede ser aislado, analizado, definido. Aunque se esfuerce, del mismo modo que cualquier forma del arte trascendental, en develar lo inefable y lo invisible, el estilo trascendental no es ni lo uno ni lo otro. Emplea medios temporales precisos-ángulos de cámara, diálogo, montaje-para fines trascendentales.

Al igual que el arte trascendental, la crítica del arte trascendental es un proceso de autodestrucción. Lucha constantemente con una contradicción: la representación de lo inefable. El concepto de expresión trascendental en la religión o en el arte implica necesariamente esta contradicción. La expresión trascendental religiosa o artística intenta con palabras, imágenes o ideas, que el hombre se aproxime lo más posible a lo inefable, a lo invisible y desconocido.

Al igual que el artista, el crítico sabe que su tarea es inútil y que el más elocuente de sus enunciados lo llevará solamente al silencio. La indagación crítica, como afirmó Roger Fry, acabará siempre en la cima del misticismo. Aunque un crítico no puede analizar lo Trascendente, sí que puede describir lo inmanente y el modo en que este es trascendido. Su función será la de descubrir cómo lo inmanente es expresión de lo Trascendente.

Extractos del libro de Paul Schrader «El estilo trascendental en el cine: Ozu, Bresson, Dreyer», España, ediciones JC, 1972

Print Friendly, PDF & Email



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top