Breve Tributo a Jennifer Connelly

Jennifer Connelly

Ejemplo perfecto de cómo talento y belleza rotunda no están distanciados, lo tenemos en Jennifer Connelly, actriz hermosa, eficaz y arriesgada. Su presencia en pantalla siempre impone una atmósfera de sortilegio; será acaso por el esmeralda infinito de su mirada, o por la delicadeza de sus facciones; pero más bien por esa presencia controlada, sobria, un tanto silenciosa con que dota a muchas de sus caracterizaciones.

Y sin embargo llegado el momento ese ser cauto y recatado sabe hacerse oír a través de manifestaciones emocionales de gran intensidad que conmueven al espectador y que descubren que más allá de esa encantadora apariencia personal se esconde un corazón impetuoso, capaz de darse/darlo todo por lo que ansía. Jennifer Connelly, una brillante personalidad del firmamento cinematográfico de nuestros días.

Algunos papeles destacados de Jennifer Connelly

Jennifer Corvino en Phenomena (1985) de Dario Argento; de la mano del maestro italiano del terror, Jennifer jovencita nos ofrece aquí un demandante papel que involucra enfrentamientos y escapes ante ambientes tenebrosos y poderes ocultos. La trama es ultrabizarra, una genialidad de Argento. Memorable el baño de inmundicias que nuestra actriz debe soportar en este título.

Jennifer Connelly

Emma Murdock/Anna en Dark City (1998) de Alex Proyas; de una esposa dolida y preocupada, a una sexy cantante de centro nocturno, la presentación de Jennifer en esta joya de la mejor CF oscura y dickiana es estelar y multifacética ¿Cómo olvidar la antológica secuencia donde Murdock encuentra en la nueva ciudad-ser que ha forjado con la fuerza de su mente, a esta belleza que el destino le ha devuelto, contemplando la puesta de sol en un muelle? Perfecta.

Marion Silver en Requiem for a Dream (2000) de Darren Aronofsky; en esta dura y bien construida película, irónica acerada y dramática, Jennifer Connelly nos ofrece una de las mejores interpretaciones de su carrera en el papel de esta joven adicta a las drogas, dibujando talentosamente cada etapa de su perdición hasta desembocar en uno de los desenlaces más trágicos y sórdidos que se recuerden. Aquí su belleza es puesta a segundo término ante el profesionalismo y el rigor de su gran desarrollo histriónico. Bravo.

Jennifer Connelly

Hay que citar por supuesto su reconocida y premiada colaboración en cintas tan exitosas e importantes como Pollock (2000) o Una mente maravillosa (2001) entre muchas otras.

Jennifer Connelly1

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top