Más publicidad al estilo David Lynch

Como aquí hemos visto ya, afamados creativos del celuloide se encargan a veces de desarrollar avisos publicitarios en donde exponen lo mejor de su inspiración y temperamento particulares. Es así que logran, que el producto, servicio o mensaje anunciado quede fijo en la mente del espectador gracias a la originalidad del planteamiento llevado a cabo, por el director del mismo aviso.

David Lynch en estas tres nuevas muestras que presentamos, deja constancia de su libre pluralidad y capacidad abierta en la planificación de asombrosas construcciones de imágenes que sobrecogen y divierten al mismo tiempo.

David Lynch

En este anuncio sobre la consola de juegos de Sony Play Station 2, Lynch nos ofrece su particular estilo del humor, tan absurdo como sugerente. La ambientación tan pura y diáfana contrasta con el trágico evento que se avecina, pero súbitamente irrumpe la irrealidad, el rompimiento de esquemas, que nos deja pensando si en realidad el mundo entero no sea sino un lugar de prodigios que se ha olvidado así.

Ahora en este aviso para publicitar una marca de automóviles, tenemos a un Lynch sofisticado y lúdico. Con un gran estilo vanguardista logra acercarnos a un mundo de neones, acero y cristal, y una ubicua boca azul que parece la forjadora de ese ambiente sugerente, posmoderno y atractivo. A recordar esa misma boca simbólica en los cortos del primer Lynch. Detalle extraño y genial

Finalmente tenemos esta pequeña joya, un mensaje publicitario que forma parte de una campaña social de Nueva York. Aquí tenemos al Lynch del tono más perturbador: ese de las pesadillas aterradoras, y del sentimiento de que algo horrible va a suceder en cualquier momento. En la reciente Inland Empire (2006) tenemos mucho de esto, pero en general es algo que Lynch maneja con maestría: leer los temores internos que más nos afectan y traducirlos en imágenes que acentúan su extraña y pavorosa condición, y nos dicen mucho de nuestra propia conciencia.

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top