La princesa de Nebraska, retrato de una juventud

Quizás suene demasiado fuerte comparar la situación que la protagonista de La princesa de Nebraska vive en la película con la de la juventud de hoy día. Quizás se tome solamente a una parte de la sociedad incapaz de encontrar su propia personalidad ni unos objetivos claros en la vida más que los de simplemente vivir sin compromisos ni obligaciones hacia nadie, aún a costa de dañar a cuantos rodean. Insolidaridad, desprecio, falta de ética…

Princesa de Nebraska

Son muchos de los adjetivos que pueden calificarse a una sociedad cada vez más impersonal. Como la que intenta retratar Wayne Wang en La princesa de Nebraska a través de Sasha, una joven china que ha quedado embarazado fruto de una noche loca y que se dirige a San Francisco para abortar. Es Sasha (interprada magistralmente por Ling Li) una chica despreocupada de cuanto la rodea; egoísta y por momentos violenta verbalmente con quienes le rodean; sin códigos ni ética personal, sin una definición sexual ni una moral que la autorealice. Vive la vida pero sin disfrutarla, y su única preocupación es deshacerse del niño que lleva en su vientre.

«¿Para qué quiero un hijo si no sé cómo se comporta una madre y no quiero aprenderlo?», una frase que define perfectamente al personaje. Podríamos seguramente plantearnos que vivir sin obligaciones es una opción como cualquier otra, que además permite libertad, pero a veces, volver la vista atrás y ver lo que dejamos a nuestro paso; lo que queda como recuerdo de nuestra vida, que en suma, es el compromiso, es tan importante como el vivir día a día. éstos son momentos fugaces en los que lo pasamos bien, pero lo que nos llena la vida son aquéllos otros que dejan una huella no solamente en nosotros, sino en cuanto nos rodea.

Y así, Sasha, en su camino a San Francisco, poco a poco se va dando cuenta de su nueva realidad. Su actitud la aísla. Se siente sola. Y no tiene más amigos que Boshen, un homosexual que es el actual amante de Yang, el que la había dejado embarazada, y X, una chica de un club de alterne que es quien la hace abrir los ojos. Cuando se hace la ecografía y ve la silueta del niño del que quiere abortar, sus conceptos cambian…

Podríamos buscarle aspectos más íntimos, pues directores como Wong Kar Wai, Fruit Chan o el propio Wayne Wang siempre reflejan en sus películas aspectos de la sociedad china, del cambio del comunismo al consumismo, de cómo la juventud se ve afectada por ese cambio y cómo intentan parecerse a los jovenes norteamericanas.

La princesa de Nebraska se estrena el 20 de junio en España.

FICHA TECNICA DE LA PRINCESA DE NEBRASKA

  • Título Original: The Princess of Nebraska
  • Año: 2007
  • Director: Wayne Wang
  • Reparto: Ling Li, Quing Lin, Pamelyn Chee
  • Género: drama
Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top