Papeles rechazados III: James Bond 007

De todos es sabido que Sean Connery pasó por dos épocas en el papel de Bond, James Bond, el inefable agente 007. La primera fue muy exitosa y satisfactoria, pero pronto el actor irlandés acabó cansándose de su imagen y del personaje. El problema fue mayúsculo entonces para sus productores, que habían basado al personaje en la frivolidad pero al mismo tiempo elegancia de Connery.

James Bond en la historia del cine

Rápidamente encontraron uno para su siguiente película. Se trataba de George Lazenby, que trabajó en 007 al servicio secreto de su Majestad. El fiasco fue rotundo. Ni de lejos consiguió Lazenby imprimir el carácter auténtico al personaje y el público lo rechazó. Tanto que el actor cayó en el olvido.

George Lazenby

Así que de nuevo tuvieron que buscar un nuevo actor que hiciera de 007. Pero mientras, Sean Conney a desgana, «les hizo el favor» de volver a interpretar a Bond en 007, diamantes para la eternidad (1971). Mientras tanto, Guy Hamilton, el mismo que rodara en el 64 la de Goldfinger, seguía buscando por todos lados al actor perfecto.

Un día, el director, Hamilton tomó el teléfono y llamó a Albert R. Broccoli, el productor de la popular saga. «Lo tengo», dijo. Acababa de ver por televisión en un show de entrevistas a la persona que necesitaba. Organizaron una entrevista con el productor, y éste quedó encantado con el desconocido actor. Pasó al siguiente escalón, pero el director de casting de la United Artists cuando lo entrevistó y supo de él, sólo dijo:

Burt Reynolds

«No sirve. No es más que un especialista«. Y así, Burt Reynolds, un, por entonces, completo desconocido, perdió la oportunidad de su vida de ser James Bond.

Print Friendly, PDF & Email



1 comentario

  1. esteban pimentel dice:

    sean connery es escoces

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top