Hancock, Will Smith, los superhéroes y la taquilla

Will Smith, Hancock, superheroe

Hace unos meses les hablamos del estreno de Hancock y les contábamos las peripecias que había tenido la película en su etapa de preproducción. Pues bien, ahora podemos decir que Hancock aterrizó en los cines norteamericanos de forma contundente y está primero en la lista de películas más vistas.

Ha superado a Hulk, a Wall-E, a Angelina Jolie con su nueva película «Se busca», al SuperAgente 86, y hasta el mismísimo Harrison Ford se ha visto desplazado por Will Smith. Parece ser que el actor se está consagrando como el nuevo Rey Midas de Hollywood, ya que son varios los film en los que ha participado que llegan al número uno en las taquillas.

El primero fue Día de la Independencia en 1996 (un aventura que sorprendió por contar de forma clásica una historia clásica), luego la seguidilla de los Hombres de Negro I y II en el 97 y en 2002, y Soy leyenda en 2007.También en películas como En busca de la felicidad y Ali, Will Smith ha demostrado su faceta como actor dramático.

Pero si miramos con atención a la cartelera, vemos que varios de estos super-héroes que la pueblan tienen algo en común: poseen un matiz particular que los hace más humanos, más lejos del ideal de super-héroes y más próximos al anti-héroe y, por ello, al hombre común. Parece ser que lo que se busca ahora son héroes con un sello distintivo, un sesgo original, y si es posible un toque de oscuridad que los haga más parecidos a la gente de a pie. Prueba de ello son el atormentado Bruce Banner-Hulk, el siempre sombrío Batman, o el malhumorado Hellboy, por citar algunos ejemplos.

Hancock, el héroe interpretado por Wil Smith, es un muchacho alcohólico, grosero, desprolijo y nada correcto… claro que, tiene la fuerza como para detener un tren… Esta vuelta de tuerca que se le ha encontrado a una héroe tradicional, así como el tono de comedia en el que se desarrolla la película, son sin duda parte esencial del notable éxito que está teniendo Hancock.

También los efectos especiales son un acierto. Y se pueden observar no sólo en las escenas más espectaculares, sino también en la naturalidad,y por lo tanto la credibilidad, de las escena en las que Hancock vuela y hace uso de su super-fuerza.

Queda por ver cómo se posiciona nuestro borrachín superhéroe en los cines de España y el resto del mundo. Por cierto, se estrena el 11 de julio.

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top