Crítica de Batman, el Caballero Oscuro

Caballero Oscuro

Al fin tuve la ocasión de ir a ver Batman, el Caballero Oscuro. Llevaba tiempo detrás de buscarme un espacio en mi agenda por tantas críticas buenas como había oído de ella. Incluso, unos amigos me la habían recomendado, y esa opinión me valía aún más, máxime cuando venía de gente que no les gusta Batman, y que incluso se han perdido algunas de las anteriores.

Reconozco que yo sí las he visto todas en el cine, pero más por la cuestión de que en el cine ese tipo de películas se ve, tecnológicamente mucho mejor que en televisión. Realmente no soy ni he sido nunca fan de Batman, ni en cómic, ni en el cine. Sus películas siempre me dejaron a medias, con un extraño sabor de boca, y de ellas, sólo la primera me mereció la pena y quizás la de Batman Begins.

Con esas me fui a ver Batman, el Caballero Oscuro, y ahora sólo puedo corroborar lo que todos dicen de ella. Es perfecta. Una muestra de cómo hay que llevar un cómic al cine, de cómo captar la esencia de unos personajes, traspasar el papel y llevarlos al celuloide. Bob Kane, su creador, quien lo inventó y dibujó allá por el año 1939, puede estar orgulloso.

Todos les han sabido dar un soberano repaso a sus predecesores. Christopher Nolan ha dejado a Tim Burton y a Joel Schumacher a la altura de una babucha; Christian Bale es , sin duda, el mejor Batman hasta el momento, y lo de Heath Ledger haciendo de Jóker, sencillamente es que no tiene nombre.

– El argumento

Brillante, no por la historia en sí, porque no deja de ser la misma historia que ya conocemos con la aparición del Jóker y Dos Caras, sino por el desarrollo de la trama. Es la lucha del bien contra el mal en su definición más clara. Un batman oscuro que lucha contra sus propios demonios, pero que ante todo tiene presente su deber y la justicia, contra un loco desafiante, un psicótico quien incluso es capaz de disfrutar con el dolor propio.

Pero también es la presencia de un héroe, «el que todos necesitan», no oculto y con una máscara, sino conocido, sincero y justo, Harvey Dent, el que hace el contrapunto perfecto pero los dos oscuros personajes, Batman y Joker. Y es un alegato también a las injusticias de la propia justicia, a la corrupción, al poder por el poder, a las luchas a veces interminables por una justicia que nunca llega a menos que no haya que saltarse ciertas reglas. Y eo se refleja fotograma a fotograma en la personalidad del personaje interpretado por Aaron Eckhart.

– La dirección

De Christopher Nolan. Brillante. El mejor de los directores que ha pasado por Batman. Sabiendo desde la primera escena dar esa atmósfera opresiva y oscura que tiene Gotham City. Rodando continuos planos cenitales de la ciudad desde las alturas de los rascacielos; caídas sin final, y una sensación de vértigo transmitida en todo momento, como de un mal que poco a poco se va desarrollando en las mismas entrañas de la ciudad y que ineludiblemente acabará por vencer. Genial algunas escenas y proposiciones, como la de los dos barcos y cómo nos transmite la opresión de una decisión fatal. Genial el ambiente logrado en el rodaje del interrogatorio de Batman a Jóker…

– Los actores

Dicen que Heath Ledger se merece un Oscar póstumo. Quizás, aunque habría que ver si se lo dan más por ser póstumo que por su interpretación. Eso sí, la actuación fue sencillamente de 10. Ha sabido transmitir la locura del personaje de una manera abrumadora; su maldad, su rabia, su perversión. Sus gesto perfectamente trabajados y sus giros de voz ensayados largamente en un mes que estuvo encerrado en una habitación en Londres, según reconoció el propio actor.

Christian Bale se queda pequeño junto a Ledger, pero no por eso dejó de estar brillantísimo. también el mejor Batman, mucho más trabajado que en su anterior interpretación, aunque también es cierto que en esta película Batman está mucho más centrado y consciente de dónde se encuentra su posición.

Gary Oldman, Morgan Freeman y Michael Caine son actores que dan seguridad. Sabes que vas a ver una película suya y estarán muy bien. Son serios, creíbles y firmes con sus trabajos y demuestran unas tablas fuera de lo común.

Maggie Gyllenhaal, quizás la más flojita del reparto aunque su papel no fuera tan protagonista como el de los anteirores, pero a mí es una actriz que no me dice demasiado. buena, pero poco más.

Joker en Caballero Oscuro

– Curiosidades de Batman, el Caballero Oscuro

Rachel MacAdams iba a hacer el papel que finalmente interpretó Maggie Gyllenhaal. Hay que recordar que en la anteiror el papel lo interpretó Katie Holmes, pero en esta ocasión se desmarcó de la película por «problemas de agenda».

Para el papel de El Joker habían sonado Paul Bettany y Adrien Brody.

Para el de Harvey Dent también sonaron Hugh Jackman y Ryan Phillipe

Y por cierto, es la primera película de Batman que no se estrena en el mes de junio.

Print Friendly, PDF & Email



Tags: , , , , ,

1 comentario

  1. federica dice:

    estuvo muuuy buena la peliii..!! la verdad q la disfurte mucho..!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top