Edge of Darkness, la vuelta de Mel Gibson

Un gran director, pero un mediocre actor. Al menos, así considero a Mel Gibson. Y eso que hasta ahora siempre he visto casi todas sus películas tanto en uno como en otro papel, porque si hay algo que tiene, es que éstas nunca resultan indiferentes y suelen ser entretenidas. Durante años se dedicó a dirigir y ahora, al fin, vuelve a sus origenes de actor en Edge of Darkness.

Desde el año 2002 en que protagonizó Señales y Cuando éramos soldados, hasta ahora, Mel Gibson se dedicó en cuerpo y alma a su nuevo rol de director. Y la verdad, creo que lo hizo realmente bien tanto en La Pasión de Cristo como en Apocalypto. Sí, se le puede acusar de ser demasiado comercial, de buscar la violencia para vender, y no digo que no, pero si hay algo que nadie le puede echar en cara es que no sea realista. A fin de cuentas, podrían ser muy duras las imagenes que nos presentó en La Pasión de Cristo, pero no dudó de que si aquéllo ocurrió hubo de ser así, y no tan light como nos lo quisieron presentar en películas como Jesús de Nazareth, por ejemplo. Y Apocalypto, salvando los típicos errores históricos que suelen cometer los americanos, fue una película trepidante en cuanto a acción, en cuanto a imagenes, en cuanto a originalidad y de nuevo, en cuanto a realismo.

Sin embargo, como actor, sus películas no han pasado de ser muy entretenidas, eso sí, pero en el otro rol no deja de ser un buen actor, sin mucho más, con alguna que otra buena interpretación. Eso sí, es un actor con mucho gancho comercial, como lo puede ser Richard Gere, otro similar. Por eso quizás haya causado tanto revuelo su vuelta tras las pantallas en Edge of Darkness.

A mí me llamó la atención pero también porque las primeras noticias apuntaban a que su parteneire en pantalla sería Robert de Niro, un actor en decadencia y que últimamente no se sabe bien cómo elige sus papeles (y conste que de Niro me ha parecido uno de los mejores actores que ha tenido el cine -al menos hasta hace unos años-). Desgraciadamente, Robert de Niro ha vuelto a dar un plante, conflictivo como es, y tampoco ha dado muchas razones para dejar colgado al director de la película, Martin Campbell, poco antes de empezar a rodar.

Éste es otro, Martin Campbell, al que hay que estar muy atento, porque es capaz de rodar una de las peores películas de James Bond que se recuerdan, la de Goldeneye, y sin embargo, poco después, hacer una de las mejores, Casino Royale. Así que en ésta, veremos cómo se comporta…

Edge of Darkness nos plantea un nuevo caso de corrupción policial que habrá de descubrir un policía, al que interpreta Mel Gibson, y al que matan a su hija adolescente. El guión es de William Monahan, el mismo de Infiltrados, así que punto a favor.

Sea como sea, lo que importa es que Mel Gibson está de vuelta. Así que más de una ya estará en cola de las taquillas para sacar su entrada… y más de uno, claro.

Print Friendly, PDF & Email



Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top