James Dean, rebelde sin causa

James Dean

Nacido el 8 de febrero de 1931, en Marion, Indiana, James Byron Dean, o simplemente James Dean, fue el único hijo de Winton y Mildred Dean. Winton, un técnico dental, se trasladó junto a su familia a Santa Mónica, California, cuando Dean tenía seis años. La relación de James Dean fue especialmente estrecha con su madre, que tenía el sueño de que este se convirtiera en músico o bailarín. Con tan sólo tres años de edad, lo inscribió en clases de tap y comenzó a enseñarle violín.

En julio de 1940 la madre de Dean murió de cáncer. Esta fue una pérdida que marcaría fuertemente su vida. Su padre lo envió de vuelta a Fairmount, Indiana, para vivir con Marcus y Ortense Winslow, su hermana y cuñado.

En Fairmount, Dean creció en un ambiente rural. Ayudaba a sus tíos en las tareas agrícolas y disfrutaba de una existencia libre de preocupaciones. Le gustaba la natación, el patinaje sobre hielo, y se interesaba por los coches. Jugaba en el equipo de baloncesto de la escuela y se destacó en debate y el drama.

Tras graduarse en 1949, James Dean viajó Los Ángeles, California, y vivió brevemente con su padre y su madrastra. Ingresó en el Santa Monica City College, destacándose en drama. Al año siguiente se trasladó a la Universidad de California, en Los Ángeles. Allí entabló amistad con el actor James Whitmore, y obtuvo un pequeño papel en un drama de televisión.

Pronto Dean dejó la universidad y trabajó estacionando coches en una playa de estacionamiento, mientras se presentaba en audiciones cada vez que podía. En 1951, tras algunos trabajos y un pequeño papel en la película “Fixed Bayonets”, partió a Nueva York. Allí, en 1953, ingresó al Actors Studio de Lee Strasberg.

Dean obtuvo un pequeño papel en “See the Jaguar”, estrenada en el Teatro Cort, en Broadway, en 1952. Tras esto, su carrera despegó. Participó de programas de televisión y varias producciones más de Broadway, ganando fama de actor talentoso, pero indisciplinado.

En marzo de 1954 el director Elia Kazan, que conocía a James Dean de sus días en el Actors Studio, le ofreció un papel en la película “Al este del Edén”. Dean fue contratado para otros dos papeles, concluyó el rodaje de “Rebelde sin causa”, con Sal Mineo y Natalie Wood en junio de 1955 y comenzó a trabajar en “Gigante”, la cual coprotagonizó con Elizabeth Taylor y Rock Hudson. El rodaje de “Gigante” se completó en septiembre y Dean tenía todo acordado para iniciar los ensayos de una obra nueva, “El trigo está verde”. Pero con unos días libres por delante, decidió correr algunas carreras de coches.

Dean había comprado un Porsche Spyder, que tenía previsto correr en Salinas, California. El 30 de septiembre, él y su mecánico, Rolf Wuetherich, sufrieron una colisión frontal en Paso Robles, California. James Dean murió en el accidente. Fue enterrado en Fairmount, Indiana, el 8 de octubre de 1955. Tres mil personas asistieron a su funeral.

Menos de un mes más tarde, “Rebelde sin causa” se estrenó en Nueva York y comenzó la leyenda de James Dean. Los jóvenes de todo el mundo elevaron a James Dean al status de un símbolo en su lucha contra la incomprensión adulta.

Muchos de los que compartieron sets con James Dean pudieron palpar su excepcional talento, el cual quedó trunco por aquel lema que por siempre se asociaría a su figura, “vivir rápido y morir joven.”

Filmografía de James Dean:

  • Gigante (1956)
  • Rebelde sin causa (1955)
  • Al este del Edén (1955)
Print Friendly, PDF & Email



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top