Del cine a la Televisión y de la televisión al olvido

me aburre la tele

La gran mayoría de las producciones cinematográficas han sido concebidas para su exhibición en salas de cine. Sonido envolvente, una pantalla enorme, una cómoda butaca  y, si la economía y los precios lo permiten, palomitas y refrescos para poder sentarnos a disfrutar de la película sin interrupciones ni distracciones. Pero las salas deben dejar paso a las nuevas producciones, por lo que las antiguas van siendo reeditadas en DVD y Blue-Ray (lejos han quedado en pocos años el Súper-8, el Betamax y el Vídeo), al poco tiempo llegan a todos los hogares a través de la Televisión.

Pero hoy en día, resulta desesperante ver una película en la TV. Intermedios de más de 10 minutos que pueden alargar una película hasta el punto de que no podamos ver el final porque se nos hace tarde.

La Televisión, como medio de difusión, tiene infinitas posibilidades. Desde traernos el cine y la cultura de cualquier parte del mundo hasta mostrarnos en directo importantes sucesos y eventos de cualquier tipo. Curiosamente, cada vez se usa menos para este fin.

Resulta inquietante que, pese a sus posibilidades, en los últimos años la programación televisiva se ha convertido en un medio de conocer detalles personales de personas que, con todo el respeto, poco han aportado a la humanidad. ¿Acaso deben servir de ejemplo a los demás estas personas que destapan intimidades en público? ¿Parece lógico que se cierre el canal de la CNN para sustituirlo por GH 24 horas?

No nos engañemos, la Televisión no muestra lo que el espectador quiere ver, muestra lo que quiere que veamos. Es uno de los mejores inventos de la humanidad y uno de los peor usados. Cotilleos, calumnias, vulgaridad y un desesperante exceso de publicidad desplazan a los programas interesantes a una franja horaria inaccesible para la mayoría.

Afortunadamente, hay quienes denuncian y se oponen a que esta situación siga empeorando, como es el caso de la plataforma de Facebook: Me Aburre la Tele. Aquí podréis aportar vuestras opiniones acerca de muchos aspectos de la programación actual y apuntaros a diversas actividades con motivo de hacer valer vuestra opinión frente a la Telebasura.

Si no hacemos algo, ocurrirá lo que decían los geniales Les Luthiers: vea Cultura Para Todos, un programa para toda la familia, en su horario habitual de las 3 de la mañana.

Print Friendly, PDF & Email



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top