La chispa de la vida, con Salma Hayek

La chispa de la vida

Salma Hayek y la crisis son las principales figuras de esta película de Álex de la Iglesia. Con la crisis económica instalada desde hace ya bastante tiempo en España como tema diario de conversación y como una realidad, comienzan a llegar las películas que hablan de esta situación, por aquello de que “el arte imita a la vida”…

En este caso, el protagonista de la historia es Roberto (José Mota), un publicista que lleva dos años en paro y siente que su vida ha perdido todo sentido. Apenas puede reunir fuerzas para ir a otra entrevista de trabajo en la que seguramente será rechazado, y el hecho de que el fue el que creó el famoso eslogan «la chispa de la vida» de Coca-Cola, tal como está el mercado laboral hoy, ya no es relevante.

Las deudas y el no poder mantener a su mujer y a sus dos hijos pesan sobre Roberto como una espada de Damocles. Su situación se va volviendo desesperante, como la de toda persona cercada por los problemas económicos, y llega en punto en el que lo que desea Roberto más que nada es que todos se vayan al infierno.

Una situación inesperada da un giro a la historia, al entrar a un teatro romano en refracción, Roberto sufre un accidente, cae y queda suspendido sobre unas varillas con una a barra de hierro clavada en su cabeza. El publicista está atrapado y debatiéndose entre la vida y la muerte, pero consciente y lúcido. Ni los equipos de rescate, que comienzan a llegar, ni los bomberos, ni los médicos saben cómo hacer para rescatar a este hombre.

Entonces, entra en escena en la historia otro actor, otro tema, el de los medios de comunicación. Un hombre muriéndose en directo es sinónimo de gran audiencia y todos los medios quieren la exclusiva. Tragicómicamente, Roberto toma la decisión de aprovechar el espectáculo mediático que se ha creado en torno a su situación, utilizando sus conocimientos de publicista, para conseguir dinero.

En principio sólo quiere vender la exclusiva a un canal de televisión y hacerse del dinero para asegurar el futuro económico de su familia. Pero las cosas se irán complicando, Luisa (Salma Hayek), su mujer, llega al lugar y no quiere saber nada de acuerdos económicos con la prensa, sólo quiere a su marido de vuelta sano y salvo. Las negociaciones con las reporteros se vuelven más complejas y el rescate parece cada vez más difícil, y la vida de Roberto está en un plato de la balanza mientras que en el otro está el dinero.

Un interesante planteamiento para este filme de Álex de la Iglesia que aborda por un lado el tema de la crisis económica y sus consecuencia en una familia tipo, el tema del hombre desempleado, y finalmente el de los medios de comunicación, su voracidad por las situaciones en las que se exponen la miserias humanas y el morbo que todos sentimos por ver en la pantalla situaciones reales en las que la vida de las personas está en juego.

Los dejo con el tráiler de La chispa de la vida.

http://www.youtube.com/watch?v=7JwfxinJkJI

– Ficha técnica.

  • Dirección: Álex de la Iglesia.
  • Reparto: José Mota, Salma Hayek, Blanca Portillo, Juan Luis Galiardo, Fernando Tejero, Manuel Tallafé, Antonio Garrido, Eduardo Casanova, Nerea Camacho, Joaquín Climent, Juanjo Puigcorbé.
  • Guión: Randy Feldman.
  • Producción: Franck Ribière y Vérane Frédiani.
  • Fotografía: Kiko de la Rica.
  • Distribuidora: Alta Classics.
  • País: España. Año: 2011.
  • Duración: 95 min.
  • Género: Comedia negra.
  • Estreno en España: 13 enero 2012.
Print Friendly, PDF & Email



Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top