Battleship, batalla naval

battleship

Por si os habíais quedado con ganas de robots gigantes, efectos especiales por un tubo, batalla épica por el control del planeta Tierra y demás clichés palomiteros para pasar una tarde de domingo sin pensar demasiado, no os preocupéis, el (supuesto) cierre de la trilogía de Transformers no es el fin del exceso cinematográfico. Todo lo contrario, ya que las cifras recaudadas por Optimus Prime y compañía han ido en aumento con cada entrega y una norma elemental del cine es dar al espectador lo que quiere, más de lo mismo.

La compañía Hasbro, creadora de aquellos simpáticos juguetes transformables quiere continuar en el negocio y seguir con la gallina de los huevos de oro que supone adaptar a la gran pantalla las historias de sus productos. Qué más juguetes podemos ver en el cine os estaréis preguntando, pues nada menos que todo un clásico, Hundir la Flota. Efectivamente, aquel juego donde hundíamos los navíos de nuestro contrincante con pericia, estrategia y fichas de plástico que servían para hacernos una idea del mapeado enemigo.

Pero, ¿se puede hacer una película basándose en tan simple juego?. Se puede y se ha hecho. Utilizando la misma fórmula de la trilogía de Michael Bay, Extraterrestres con naves gigantescas llegan a la Tierra con perversas intenciones, la raza humana saca las armas para impedir la invasión y los jóvenes soldados que luchan por la libertad se sacrifican por su planeta. Todo ello en el mar naturalmente, al igual que en el juego de mesa.

La película se presenta como lo que es, una ambiciosa superproducción con una mansalva de efectos digitales y de sonido que busca sorprender al público con su técnica y puesta en escena. La dirección corre a cargo de Peter Berg, director de Hancock y en el reparto veremos a Liam Neeson, Alexander Skargard y Tylor Kistch.

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top